Logo Derecho - Bann

Los mal llamados funcionarios


PEPE VELA M. [colaboraciones].-

Hemos hablado en Las dos Españas del sector público y del privado, además de sus salarios y sus prebendas, pero ahora quiero hablar de dos sectores mal llamados funcionarios. Desde que salió el COVID-19 se empezaron a tomar medidas urgentes de las cuales las primeras fueron cerrar los colegios, por el bien de los niños claro, y también los centros de día de los ancianos. Gran problema traído a los que trabajan. Cuidan a sus padres a la vez que crían niños pequeños.

Entonces Madrid decide dar al sector público la posibilidad del teletrabajo y a la vez se habla de imponer el Estado de Alarma sin tomar ninguna medida de control, cosa que van imitando otras comunidades con foco del coronavirus.

Esto se extiende por toda España con muchas dudas, mientras al sector privado le encadenan doble problema, no saber qué hacer con su familia, además de ver peligrar sus ingresos y muchos estar obligados a trabajar pero sin clientes. Sectores de la construcción, pequeños talleres, muchos tipos de comercios, además de muchos autónomos.

Entonces estos privilegiados, que su preocupación no es llegar a fin de mes, pues el estado le hará llegar sus nomina puntualmente, se toma el estado de alerta como unas vacaciones, expandiendo el virus por más sitios, incluso por donde no lo había.

Esto pone en alerta a dos grupos de funcionarios, los de sanidad y los cuerpos de seguridad del Estado, que los tacha de irresponsables por pensar que se creían que estaban de vacaciones, mientras la mayoría de los españoles, responsables de sus actos, preocupados por sus familias y futuro profesional, nos manteníamos en casa, excepto para las necesidades básicas.
 

LOS NECESARIOS

La sanidad y la seguridad, que tanta discusión provoca entre todos los partidos políticos, para ver quién los hunde más, quién les quita más componentes y medios para desarrollar su labor, ahora se les pide que lo den todo.

Ellos, que son los primeros en estar en el frente del contagio, que también agradecemos a estas personas del sector privado por su dedicación a luchar contra el COVID-19, ahora se ven desbordados y sin medios en muchos casos, aguantando a muchos insolidarios que impiden que desarrollen bien su trabajo.

Como el caso de la policía conteniendo a miles de incívicos ciudadanos por sus desplazamientos. Pero los demás estarán en sus casas con el teletrabajo que ellos no podrán, ya que estarán en los hospitales, en las ambulancias, así como en los centros de ancianos.

A partir de ahora nuestros políticos deben de blindar a estos falsos funcionarios, la sanidad y la seguridad, para no ser moneda de cambio de movidas políticas, pues son los dos que verdaderamente pertenecen al pueblo y velan por ellos.

Y que no se nos olvide que cuando vuelva a pasar, ellos no pasarán, estarán ahí, con sus cuidados, con sus mimos, con su dedicación, sabiendo que entre ellos muchos caerán, saben que es una guerra, saben que tienen que estar en el frente porque es necesario.
 

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario:

  1. Fantástico comentario en relación a esos funcionarios que limpian notablemente ese nombre o ocupación profesional.BRAVO

    ResponderEliminar

Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Por favor al redactar tu comentario sobre EL TEMA, cuida las formas.
No utilices 'copiar y pegar' para grandes textos, ni mayúsculas en exceso. No poner textos en el nombre. No direcciones web externas. Mejor sin abreviaturas SMS. Los comentarios pueden ser borrados (ver Advertencia Legal)
.