Logo Derecho - Bann

Bicicletas por las aceras chiclaneras: ¿mala educación o delincuencia?


ANTONIO SÁNCHEZ (colaboraciones).-

Darse una vuelta por el pueblo o tal vez por el paseo marítimo forma una parte importante de nuestro ocio. Además, por motivos sanitarios o medioambientales, andar por las aceras y zonas peatonales de la ciudad, se convierte en una forma de realizar una vida sana y equilibrada. Sin embargo, es prácticamente imposible transitar las distintas vías peatonales sin encontrarse con bicicletas que circulan en situación irregular.

La circulación de bicicletas por la acera y en zonas peatonales está prohibida. ¿Por qué lo hacen? Dicen los ciclistas que no se sienten seguros cuando circulan en carretera. La seguridad del ciclista no es motivo de perjudicar la convivencia ni los derechos del peatón. Ciclistas con miedo de la carretera pueden llevar una bicicleta guiada. Así, andando, se convierten en peatones.

En muchas calles de la ciudad tales como Mendizábal, Virgen el Carmen, Jesús Nazareno y Paciano del Barco, suelen circular por la acera con la intención de transitar la calle en sentido contrario. Es evidente que prefieren molestar a los peatones más débiles que jugarse la vida con los vehículos más fuertes.

Determinadas zonas peatonales como el casco urbano y paseo marítimo son muy transitadas por numerosos peatones. No parece bien que los usuarios legítimos se sientan obligados a quitarse del camino de los ciclistas que pasan por dichas zonas de forma antirreglamentaria.

 
AGRESIONES VERBALES Y AMENAZAS

Solo es posible entrar en las zonas indicadas pasando por señales que expresamente prohíben la circulación. Además, como el paseo marítimo no llega a ningún lugar en particular, se puede deducir que los ciclistas se destinan allí con la intención de infringir la ley.

Más evidencia de la forma de ser de los ciclistas se encuentra en sus reacciones cuando se les recriminan por su comportamiento incívico. Ante las quejas de los afectados, suelen responder con agresiones verbales como insultos y hasta amenazas. O físicas, como empujones y atropellos intencionados.

Se producen respuestas por parte los infractores del tipo Ya sé que está prohibido, pero usted no es quien para decírmelo”; “Si la policía no me dice nada, usted no es nadie”; “Hasta que no me multen, yo hago lo que me da la gana”.

Ningún ciclista dice que no sabe que la circulación por la acera está prohibida. Tras cualquier enfrentamiento, el ciclista prefiere la discusión con el denunciante que recapacitar sobre su incumplimiento de las normas y casi siempre, sigue realizando la actividad prohibida.

MAYOR IMPLICACIÓN DE LA POLICÍA LOCAL

A pesar de las numerosas incomodidades que se generan con todo esto, son mayoría los ciudadanos que deciden no quejarse al infractor por miedo a su posible reacción violenta. Frente el ambiente de coacción, existen sentimientos de indignación e impotencia por la parte afectada.

Según algunos agentes de autoridad, el comportamiento incívico e ilícito de los infractores en la referida circulación irregular es “mala educación”. Si es así, se supone que los que no saben distinguir el bien del mal, deberían ser perdonados por su ignorancia.

Sin embargo, delincuencia supone la justa aplicación de la ley y la imposición de las correspondientes sanciones. Es evidente que para restaurar la convivencia en las aceras chiclaneras, requiere un mayor esfuerzo por parte de los agentes de autoridad.

 

 

11 comentarios:

  1. Luego si lo denuncia la policía es mala y son unos sheriff

    ResponderEliminar
  2. Y aparte de bicicletas, perros que hacen sus nececidades y ladran de noche, incluso personas (ayer vi como una señora puso a su hija a hacer caca en la calle) bares abiertos a las 4 de la mañana con el personal dando gritos, e incluso con la música puesta.Hay unas ordenanzas que cumplir.

    ResponderEliminar
  3. Que plantilla de guardias hay por los años sesenta y tanto estaba Alonso su hermano, marto mota
    y algunos mas y lo controlaban todo y ahora van en pareja paseando y en el centro en semanas
    no se ven a ninguno


    ResponderEliminar
  4. El autor de este artículo criminaliza injustamente al ciclista en vez de plantearse porqué van por la acera:1. porque el carril bici está hecho unos zorros (con grietas,mal pavimentado, sin iluminación...), 2. porque no hay espacios adaptados al uso de bicicletas en las carreteras (¿por donde se supone que van a pedalear si no hay señalización para ellos?) y 3.porque muchos (no todos) los conductores de vehículos no respetan las distancias de seguridad mínimas y sí, el ciclista tiene miedo y se pone en riesgo cada vez que circula por una carretera urbana en Chiclana.

    ResponderEliminar
  5. TODAVIA NINGUN CICLISTA HA ATROPELLADO A NADIE , TONTERIAS LAS PRECISAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lleva razón pero yo voy con un familiar y le atropella te garantizo que le piso el pescuezo

      Eliminar
    2. TODAS LAS VENTAJAS ESTAN PENSADAS PARA LOS AUTOMOVILES PARA LOS CICLISTAS Y LOS PEATONES MUY POCAS.

      Eliminar
  6. https://www.youtube.com/watch?time_continue=6&v=E86yhLllmRk

    ResponderEliminar
  7. Mejor los ladrones caciques de ahora que nos meten la mano en el bolsillo robandonos y enchufando a familia y amigos,claro que si piraton.

    ResponderEliminar
  8. IROS A VIVIR AL DESIERTO MANCHA CATETOS

    ResponderEliminar

Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Por favor al redactar tu comentario sobre EL TEMA, cuida las formas.
No utilices 'copiar y pegar' para grandes textos, ni mayúsculas en exceso. No poner textos en el nombre. No direcciones web externas. Mejor sin abreviaturas SMS. Los comentarios pueden ser borrados (ver Advertencia Legal)
.